Jesús Pérez | LA PRENSA de Lara.- Matías Enrique Salazar Mouture, de 56 años, fue privado de libertad por haber encerrado a una mujer en un apartamento en la ciudad Maracay durante unas tres décadas.

El conocido como “Gordo Matías”, fue hallado culpable por delitos violencia psicológica, amenaza, violencia sexual y esclavitud sexual, informó la Fiscalía General de Venezuela en un comunicado el martes.

Según la Fiscalía, hace tres décadas “el victimario la manipuló y engañó para que abandonara su hogar en la población de Naguanagua, estado Carabobo”, vecino a Maracay.

Ayer, lunes 10 de febrero, la defensa de Matías Salazar negó las acusaciones, pues afirmaron que Morella convivía con él por “voluntad propia”, pues la dama tenía consigo un juego de llaves del departamento y un teléfono celular.

Además, su abogado dijo que el caso se trata de una “venganza política” porque Salazar es un proveedor de servicio de la gobernación del estado.

Morella fue una de las cuatro víctimas del “Gordo Matías”. Ella vivió encerrada por más de 30 años en un apartamento en Maracay. Durante el paso de los años intentó escaparse dos veces, sin embargo no tuvo éxito.

Ella escapó el 24 de enero del apartamento donde estuvo cautiva los últimos 18 años. Se dirigió a las oficinas del Instituto Nacional de la Mujer en Maracay, donde los primeros funcionarios que la atendieron no creyeron su historia. Afortunadamente, la directora de la organización la escuchó y se dio cuenta de que no mentía.

Con información de: Reuters

LA PRENSA DE LARA

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.