Justificar la desacreditación hacia un rival o competidor a razón de mantener la hegemonía a costa de cualquier cosa, es un acto terrorista reprochable y condenable

Texto: Otilio Rodríguez

A lo largo de la historia, se han confirmado innumerables episodios que han puesto en el escarnio público mundial a EEUU como principal protagonista de “Falsos Positivos” a favor de una causa domestica en menoscabo a otra sociedad o territorio del planeta, más aún si el interés es económico y político, causando estragos traducidos en miseria, desolación y muerte.

No es fanatismo ni religiosidad por una ideología en particular, pero ha sido recurrente que esa “sociedad secreta” o poder detrás del poder político, aplique mecanismos de “Guerra Preventiva”, termino mundialmente conocido por el célebre escritor norteamericano Noam Chomsky, quien en 2004 sorprendió a los lectores con su libro Hegemonía o Supervivencia, la estrategia imperialista de Estados Unidos antes y después de la II Guerra Mundial.

Ataque a Pearl Harbor

Analistas y colegas periodistas de todo el mundo coinciden que el ataque a Pearl Harbor el 7 de diciembre de 1941, fue una estrategia imperial que tuvo como objetivo culpabilizar a Japón ante la opinión pública internacional, creando el “Falso Positivo” que si había una respuesta militar de su parte era justa y necesaria, Fue así como sucedieron los hechos del lanzamiento de las bombas atómicas a Hiroshima y Nagasaki, y así obligar al imperio nipón a que se arrodillara al imperio emergente.

Expansión del comunismo en Asia

Otro Fake News que ocurrió y la mayoría de la población mundial lo dio como cierto, fue la injustificada guerra con Vietnan. La denominada “Guerra Sucia”, termino popularizado por el periodista español Ignacio Ramonet,  argumenta que la única intención fabricada por los medios de comunicación al servicio de los hilos del poder detrás del aparato democrático y republicano en los EEUU, fue de la imperiosa necesidad de “detener la expansión del comunismo en el continente de Asia, asegurando que esa “pandemia ideológica” llamada Comunismo, “era una Amenaza Inusual y Extraordinaria”. Recuerdan amigos lectores, el decreto firmado por el presidente de los EEUU, Barack Obama contra Venezuela en 2015?, donde declaraba a la nación suramericana como “Una amenaza para la seguridad de los EEUU”. No es casualidad que el mandatario ganador del Premio Nobel de la Paz, haya tenido de la intención de frenar el comunismo en Latinoamérica, pero sin invasiones “por ahora”.

Resulta que la invasión a Vietnan duró 15 años (1960 y 1975), convirtiéndose en uno de los sucesos más sangrientos registrados por los libros de historia universal, al tiempo de ser uno de los “Falsos Positivos” más mediáticos, controversiales y criticados de todos los tiempos. La justificación detrás de la estrategia imperial era adjudicarse las ricas y extensas zonas fértiles del occidente de Asia.

Igual trato recibieron en Centroamérica y El Caribe, cada uno de los gobiernos, que de una u otra forman pintaban su cara de rojo. La respuesta era invasión o la intervención militar para colonizar por la fuerza y aplicar sobre la marcha la teoría de Monroe “Los americanos para los americanos”. Otra potencia militar no podía plantar sus intereses en suelo americano.

Armas de destrucción masiva en Irak

Otro descarado engaño a la humanidad fue la guerra en Irak. Una investigación periodística realizada por la BBC determinó que era mentira la versión de dos espías iraquíes que jugaron un papel central en la decisión de EEUU y Reino Unido de iniciar una escalada militar en Irak. Resultó que desde antes del inicio de los combates televisados por las principales cadenas de noticias, las evidencias de inteligencia y de fuentes de alto rango apuntaron que el régimen de Irak no poseía armas de destrucción masiva.

La estrategia imperial consistió en derrocar al gobierno de Saddam Hussein y posteriormente apropiarse de las riquezas que yacen en subsuelo iraquí. Meses después del asesinato de Hussein, el gobierno británico a cargo de Tony Blair, dejó desclasificar informaciones sobre el falso positivo que fue el titular “Existen armas biológicas de destrucción masiva en Irak”.

Actos terrorista a las torres gemelas

A 19 años de una de las noticias más difundidas por los emporios mediáticos del mundo, todavía se sostienen versiones no oficiales que dichos actos terroristas a las Torres Gemelas fueron planificadas en propio suelo estadounidense y no precisamente orquestado por Osama Bin Laden, líder supremo de Al Qaeda. Dos décadas después ninguno de los responsables ha sido juzgado. Las supuestas mentes criminales se encuentran asiladas y confinadas en una celda de alta seguridad en la base naval de Guantánamo, isla de Cuba.  

Una de las teorías conspirativas que contradice la versión oficial habla de unas demoliciones controladas en lugar de fallas estructurales debido al impacto y al fuego. Resultó que el supuesto “autoatentado” buscaba promover la denominada “Primavera Árabe”, que no es otra cosa que sembrar intereses geoestratégicos, suprimiendo etnias y religiones ancestrales a través de la fuerza militar, al tiempo de expropiar los recursos energéticos en la región.  

El 13 de marzo de 2015, el testimonio del general Wesley Clark, hizo que los niveles de audiencia de la televisión norteamericana alcanzaran registros nunca antes vistos. En una entrevista difundida en un primer corte a más de 10 millones de televidentes, reveló que uno de sus pares de promoción acantonado en el Pentágono le había mostrado un memorándum detallando que “era necesario crear las condiciones favorables y mediáticas para justificar una invasión a 7 países del Medio Oriente en 5 años. Esas naciones eran: Siria (invadida), Líbano, Somalia, Libia (invadida), Sudán e Irán (invadida). Las controversiales declaraciones apoyan las teorías conspirativas que hablan de un supuesto “Autoatentado” financiado y planificado en territorio estadounidense con conocimiento de causa.

Recientemente, este general condecorado por el Congreso de los EEUU con la Medalla de Honor, lanzó nuevamente un titular al asegurar que “Isis fue creado y financiado por nuestros aliados más cercanos”.  

Coronavirus ¿Made in Usa?

Evidencias ponen a EEUU detrás de epidemia de Covid-19, titular de prensa publicado por Prensa Latina el 22 de febrero 2020. Según el artículo de opinión del periodista brasileño Pepe Escobar, asegura que la pandemia de moda es “una acción de terrorismo biológico” que China enfrenta con responsabilidad.

La lucha por la “Hegemonía o Supervivencia” acuñada por Noam Chomsky se orienta en la actualidad mundial sobre la competencia por ser el más poderoso en lo militar, tecnológico y económico. En la primera arista EEUU podría tener una aparente ventaja contra su archirrival asiático, pero en lo tecnológico y económico la situación cambia a favor de China.

Por ahora, las especulaciones quedarán para el análisis y el raciocinio de todos y todas. Pero más temprano que tarde, después de superada la pandemia mundial se podrá determinar si el Coronavirus es nuevo Falso Positivo fabricado en un laboratorio con intenciones terroristas que busca inculpar a otros con el propósito de desacreditarlo internacionalmente a través de una campaña mediática promocionando intereses en dirección a un nuevo orden mundial.

Seguiremos informando por el Carupanero Web.  

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.