Por Análisis De Chris Cillizza

(CNN) — Aquí hay un hecho indiscutible: el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, es tan popular hoy como lo ha sido desde su primer día en el cargo.

En una nueva encuesta de Gallup, el 49% aprueba el trabajo que Trump está haciendo como presidente, mientras que el 45% lo desaprueba, igualando lo más alto que su índice de aprobación ha estado en las encuestas de Gallup. Una encuesta de la Universidad de Monmouth, publicada el lunes, mostró a Trump con un 46% de aprobación, nuevamente lo mejor que ha logrado en esa encuesta en más de tres años.

¿Qué explica el ascenso de Trump? Simple: su respuesta a la crisis del coronavirus.

En la encuesta de Gallup, el 60% de los estadounidenses aprueba el trabajo que Trump está haciendo para manejar la crisis, mientras que el 38% desaprueba cómo lo ha hecho. Seis de cada 10 independientes aprueban lo que ha hecho Trump con el coronavirus, al igual que más de 1 de cada 4 (27%) de los demócratas. En la encuesta de Monmouth, el 50% dice que Trump ha hecho un buen trabajo con el coronavirus, mientras que el 45% dice que ha hecho un mal trabajo.

La mayor aprobación de cómo Trump ha manejado esta crisis, particularmente entre los independientes e incluso los demócratas, es lo que está impulsando sus números de aprobación general, que se han estancado en gran medida durante años.

En un nivel, esto no es terriblemente sorprendente. Las encuestas muestran consistentemente un efecto de unión en torno al presidente cuando se enfrentan crisis importantes en el país. A raíz del 11 de septiembre de 2001, los ataques terroristas, por ejemplo, el índice de aprobación del presidente George W. Bush se disparó al 80 y 90%. Incluso los seguidores del partido opuesto al presidente tienden a suavizarse un poco en su percepción de él cuando recordamos nuestra humanidad común y la necesidad de que nuestros líderes, bueno, nos saquen de la crisis.

Sin embargo, por otro lado, las altas calificaciones de aprobación de Trump sobre cómo ha lidiado con el coronavirus y cómo está manejando el trabajo de manera más amplia podrían sorprender a las personas que han estado siguiendo de cerca el desempeño de él y su administración en la pandemia.

Después de todo, está bastante claro que su administración simplemente no tomó en serio la amenaza del coronavirus lo suficientemente pronto. Y las capacidades de pruebas para el coronavirus en EE.UU. fueron decididamente lentas. Y las declaraciones públicas de Trump han estado marcadas por afirmaciones inexactas (la prueba es “perfecta”, la vacuna está llegando rápidamente, etc.).

Pero lo que parecen sugerir los números de Gallup y Monmouth es que a) las personas no siguen todas las declaraciones hechas por Trump sobre este asunto o b) no lo consideran personalmente responsable de las dificultades en el camino.

La persona promedio parece creer en términos generales que Trump está haciendo lo mejor que puede en una circunstancia muy difícil. Y que lo que él dice a diario importa menos que el hecho de que él está ahí afuera diciéndolo y asegurando al país que todo terminará pronto. (Nota: hay muy poca evidencia médica que sugiera que el optimismo de Trump se basa en hechos establecidos).

Es importante tener en cuenta esta perspectiva al analizar el impacto político que esta campaña masiva de distanciamiento social tiene a medida que el mundo médico lucha contra el virus. Una gran cantidad de estadounidenses observa el comportamiento de Trump no desde el nivel de 10 metros o incluso de 100 metros, sino desde el nivel de 10.000 metros.

Y al menos hasta ahora, les gusta lo que están viendo.

Cnnespanol.cnn.com

https://cnnespanol.cnn.com/2020/03/26/en-este-momento-el-presidente-trump-es-mas-popular-que-nunca/

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.