Felicidad es armonizar lo que piensas, dices y haces

JOSÉ FUMERO jfpasiondeportiva@gmail.com

LO BUENO DE LO MALO

No hay mal que por bien no venga reza un viejo refrán. A pesar de la interminable cadena de calamidades que padecemos; y se multiplican con la gota que rebasó el vaso; el covid-19; los venezolanos sabemos sacarle partido a la situación.

Una de las más celebradas son las entrevistas Live de Instagram. Omar Vizquel, Bob Abreu, Ronald Acuña, Marco Scútaro, Luis Sojo y un largo etcétera de protagonistas del acontecer beisbolero, han detallado su particular historia; su parecer y arraigo con su equipo en la LVBP. Cada quién dio su parecer sobre algún hecho que lo involucró, facilitando el análisis y conclusiones sobre lo acontecido.

Luis Ávila ha sido uno de los más entrevistados. El presidente del Caracas dijo que el cargo le afecta la hipertensión que padece hace años y vislumbra su retiro. Justificó el despido de Henry Blanco, acusando al de Guarenas de faltarle el respeto a la institución. Poco importó que el capitán haya reclamado a sus compañeros la falta de empeño ante la forma de dirigir al conjunto de Carlos Hernández, el Sr. Ávila consideró que Blanco no tenía cabida en Leones; jamás llamó Caracas al conjunto.

Las redes sociales también facilitaron el rechazo de la fanaticada de Tiburones de La Guaira y los jugadores Francisco “Kid” Rodríguez y José “Cafecito” Martínez a la manera de gerenciar al conjunto de parte de los dueños del equipo. Ocasión aprovechada por Freddy García para señalar que si un equipo no aporta grandes cantidades de recursos fracasa. El ganador de 156 juegos como pitcher en la Gran Carpa se vanaglorió por los logros de Tigres de Aragua y de inmediato la fanaticada guairista lo criticó…aunque no faltó quien le diera la razón al baruteño.

Aunque parezca increíble. En los 143 años del beisbol grandeliga, solamente dos cuartetas de lanzadores han ganado 20 juegos cada uno en una temporada.

La primera fue en 1920 cuando Red Farber (23-13), Lefty Williams (22-14), Eddie Cicotte (21-10) y Dickey Kerr (21-9). 87 victorias que no sirvieron a los Medias Blancas de Chicago para ganar a Indios de Cleveland en la disputa por el título de la Liga Americana. Hasta ahí llegó la triunfal cuarteta ya que dos de ellos (Williams y Cicotte) se involucraron en el escándalo de la Serie Mundial de 1919. Ambos Medias Negras fueron expulsados de por vida de MLB.

La segunda cuarteta fue la de los Orioles de Baltimore 1971. Los derechos Jim Palmer (20-9) y Pat Dobson (20-8) y los zurdos Miguel Cuéllar (20-9) y Dave McNally (21-5). Aunque picaron adelante (2-0) cayeron en 7 juegos en la Serie Mundial de aquel año. Los Piratas de Pittsburgh; cuyo pitcher con mejor récord fue Dock Ellis (19-8), contó con un inmenso Roberto Clemente; JMV de la serie; Avg.414 12H, 2D, Triple, 2 HR, 4CE, 2 BB, .759 de sluggin y 452 con corredores en bases. Sus potentes tiros desde el righfielder sacaron out a más de un oriol en home y las bases.

José Fumero

Felicidad es armonizar lo que piensas, dices y haces

jfpasiondeportiva@gmail.com

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.