Carúpano, 20 de marzo del 2020.- El sacerdote Jorge Bissoni, conocido por su peculiar barba, quien se encuentra al frente de la iglesia San Rafael Arcángel de Playa Grande en la parroquia Bolívar de Carúpano, en cumplimiento de la cuarentena ordenada por el gobierno nacional, aprovechó para ofrecer la misa de este viernes utilizando unos parlantes que colocó en el techo de la edificación.

De esta forma Bissoni comenzó su prédica sin ningún tipo de feligreses en el interior de la iglesia, a excepción de su equipo de trabajo pastoral. A través de las cornetas que instaló el representante de la iglesia católica, las personas cercanas estaban escuchando la misa sin ningún problema, pero de pronto llegaron unos funcionarios policiales a hablar con el Padre Bissoni.

“Así de grande es el amor a Dios, a su vocación sacerdotal y a su feligresía, esta tarde mientras nuestro sacerdote Jorge Bissoni oficiaba la Santa Misa y que era escuchada por la gran mayoría del pueblo playagrandero gracias a los parlantes colocados en la parte alta de la iglesia, funcionarios de seguridad se apersonaron, pensando que en la iglesia habían feligreses, una vez habiendo corroborado que solo estaba el Padre y las personas que le colaboran y asisten en la parroquia y luego de una conversación con los funcionarios, quienes en todo momento mostraron el debido respeto a su investidura como ministro de la iglesia de Dios procedieron a retirarse”, escribió un integrante de la Cofradía Hermandad Virgen del Carmen de Playa Grande.

– El mensaje que nos deja esta acción es que, mientras estemos con Dios y trabajemos para Dios estamos protegidos y bendecidos por él…Padre Jorge Bissoni, un verdadero hombre de Dios, desde el seno de nuestra hermandad todos los integrantes le expresamos nuestro pleno apoyo, remataron.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.